El uso de la presoterapia para las varices y úlceras en las piernas es fundamental, ya que ésta evita la aparición de varices y úlceras y otras lesiones y además, controla su evolución en casos en los que la patología venosa ya se ha manifestado.

En las piernas es el lugar del cuerpo en dónde es más común que aparezcan y sobre todo en mujeres. Las varices son venas inflamadas a causa de una acumulación anormal de sangre debido a la debilidad en las paredes y válvulas de las venas superficiales. Ésto provoca que las venas se hagan más anchas y en consecuencia, se dilaten.

La imagen de un globo hinchado hasta el límite de su capacidad ayuda a entender el riesgo que supone padecer una hinchazón continuada en las piernas: un simple roce puede provocar la rotura o lesión. La presoterapia se ha demostrado eficaz en el control de la patología venosa y en la reducción de edemas.

Los resultados inmediatos del uso de la presoterapia para varices y úlceras en las piernas son:

– Mejora de la circulación venosa de retorno y reducción de edemas.
– Aumenta el suministro de sangre a la piel, lo que facilita la regeneración celular.
– En deportistas, acelera la recuperación de las lesiones y alivia la fatiga muscular.
– Aumenta la circulación linfática, ayudando así a eliminar resíduos metabólicos al tiempo que estimula el sistema inmunológico.
– Estimula y tonifica los músculos y articulaciones; ayuda a la relajación y alivia la fatiga.

Los factores de riesgo son:

– Edad avanzada
– Embarazo
– Ser mujer (cambios hormonales, ingerir píldoras anticonceptivas u hormonoterapia)
– Obesidad
– Antecedentes familiares
– Antecedentes de coágulos sanguíneos en las piernas
– Permanecer de pie o sentado largos periodos de tiempo